TOCINILLO DE CIELO

,
TOCINILLO DE CIELO

Historia :

Las primeras noticias del tocino de cielo se remontan al año 1324 y fue creado por las monjas del Convento de Espíritu Santo de Jerez de la Frontera. Su origen está ligado a la elaboración del vino de la zona y al empleo masivo de claras de huevo usadas para la clarificación del vino. El resto, la yema de huevo, eran dadas al convento de monjas, las cuales, con el fin de reutilizarlas, diseñaron el postre “tocino de cielo”, uno de esos postres más emblemáticos de la repostería española. El nombre de tocino de cielo se debe a su aspecto y textura y a su origen “religioso”.

Durante los años del hambre del siglo XX también era común que las casa humildes usaran las claras de huevos para hacer candiés para los más pequeños, y el sobrante de yemas se empleaba para hacer tocino de cielo.

En Garpesa:

También elaborado desde hace muchísimo, llevamos unos 45 años elaborando los Tocinillos con la misma fórmula. Hay postres que se adaptan a las modas, este……………………………………….

Una ración ideal para postre o merienda.

Debe ser el pastel de más alto nivel energético. Pero no deja a nadie indiferente. O lo adoras, o lo rechazas. Todos deberían probar un postre tan tradicional…

Anécdota:

Hace años, antes de que existieran las barritas energéticas para deportistas, en los obradores Garpesa se preparaban tiradas especiales de tocinillos y de pasteles de arroz para los deportistas que venían a comprarlos expresamente los domingos antes de coger las bicis. 

Preparación:

Cocción de yema de huevo con almíbar. Cada pastelero tiene su receta en base a las proporciones de almíbar y yema, nuestros Tocinillos, apuestan por la yema en la mayor cantidad posible.

Presentación:

Se sirve con el platito de la foto.